Izquierda Hispánica antes las Elecciones Generales del 20-N en España

PPSOE

Las elecciones de 2011 han seguido patrones parecidos a comicios anteriores, esta vez sí, con una caída del PSOE más pronunciada de lo habitual. Nos proponemos examinar los resultados electorales brutos ignorando el reparto de escaños. Con ello obtendremos una imagen más nítida de la correlación real de fuerzas en la sociedad, antes de la distorsión / canalización del voto que provoca el sistema electoral.

1. ¿Qué ha sucedido? El fenómeno electoral y sus tendencias

Desde que en 1993 desapareciese el Centro Democrático y Social, el PP no ha tenido que combatir con otras formaciones que se situasen en su espacio emic de centro-derecha (mezcla difusa de liberalismo, democracia cristiana, conservadurismo católico, franquismo folclórico etc.). Sus resultados han sido muy estables con 500.000 votos más o menos en cada una de las contiendas electorales, un 5% de variación. La clave de sus dos mayorías absolutas, así como de sus derrotas, está en la capacidad de concentración del voto por el Partido Socialista. En 2000, el PSOE perdió un millón y medio de votos, que se fueron junto a otro millón y medio de Izquierda Unida, a la abstención. Gracias a este hundimiento el PP se alzó con la mayoría absoluta. En 2004, a pesar del asunto del Prestige, la Guerra de Iraq, o la gestión de los atentados del 11-M el PP pierde sus 500.000 votos de rigor, pero el PSOE recupera tres millones de la abstención. Muchos de estos votantes habían optado en 1996 por IU, pero decidieron dar su confianza al PSOE dejándose llevar por la lógica del voto útil contra la derecha. Si en 2004 el PP hubiera perdido un millón o un millón y medio de votos (aunque esos votantes se hubieran abstenido), el PSOE habría ganado con mayoría absoluta. En 2008 las cosas no se movieron demasiado. El PP obtuvo los mismos votos que en 2004, cuando había ganado con mayoría absoluta, pero el PSOE siguió incrementados su voto a costa de la IU de Llamazares. El resultado, el PP volvió a perder. En las pasadas elecciones del 20-N, el Partido Popular, a pesar de la gravísima crisis económica y el desgaste del gobierno de Rodríguez Zapatero, incrementó su peso electoral en 552.683 sufragios; de nuevo lo normal. El hundimiento del PSOE, que ha perdido más de cuatro millones de votos, no ha venido principalmente de este trasvase estructural/habitual al PP, sino sobre todo, del crecimiento de las terceras fuerzas políticas a nivel nacional y de CIU en Cataluña: UPyD ha sumado 834.163 sufragios más respecto a 2008; IU-ICV sube en 710.864 votos; CIU obtiene 234.838 papeletas más.

Igualmente hay que señalar la caída en dos puntos de la participación y el aumento del voto blanco y nulo. En 2008 la abstención fue del 26,15% del censo electoral -9.172.737 personas-, el voto blanco representaba el 1,11% -286.182 personas- y el voto nulo un 0,64% -166.576 personas-. En 2011 la abstención creció en dos puntos, hasta llegar al 28,31%, o lo que es lo mismo, 9.710.755 personas no acudieron a las urnas. Por su parte se contabilizaron 335.095 votos en blanco -1,39% del censo- y el voto nulo se ha doblado hasta llegar a los 317.866 – un 1,29 %-. Si sumamos las tres cantidades se evidencia que unas 900.000 personas le han dado la espalda al Partido Socialista respecto a 2008 sin confiar en otras formaciones políticas. Se puede concluir que la consigna antipartido del “no nos representan”, no ha tenido la más mínima influencia en el Partido Popular. Por su carácter de crítica general contra los políticos y banqueros, aunque desde unas coordenadas marcadas por el fundamentalismo democrático, el 15-M ha reunido en torno a si un enorme caudal de simpatía. Ahora bien, de la simpatía manifestada en las encuestas del CIS, a la actuación política siguiendo unas consignas ya de por si difusas, hay una enorme distancia. El discurso del 15-M parece calado únicamente en aquella parte de la sociedad, que moviéndose en posiciones de izquierda indefinida, pulula alrededor del PSOE/IU y coquetea electoralmente con estas formaciones.

En último lugar, merece comentario la vuelta al escenario político de los abertzales secesionistas. El número de escaños conseguido ha sido espectacular, pero tal circunstancia no debe interpretarse como una ampliación sustancial de sus bases de apoyo. Sucede que tras el anuncio del cese de la actividad terrorista de ETA, votar a los neofeudalistas abertzales vuelve a ser una opción respetable. El terrorismo de ETA y su progresivo debilitamiento político, militar y social desplazaron el voto secesionista filoetarra hacia el PNV, Ezquer Batua, la abstención e incluso el PSE. Ahora los herederos de Batasuna recuperan su espacio, colocando además en su orbita a los restos de Eusko Alkartasuna y a una parte de Ezquer Batua. Obsérvese que los votos de HB y EA en 1996 y los de AMAIUR en 2011 casi coinciden. Por lo tanto, más que crecer, los neofeudalistas abertzales y satélites han reagrupado sus fuerzas con dos objetivos: disputarle la hegemonía al PNV y prepararse para una próxima ofensiva contra la nación española.

2. Izquierda Hispánica ante los resultados. Perspectivas políticas

Partido Popular

El Partido Popular, tras su victoria en las Elecciones Generales del 20 N, tiene por delante una ardua tarea de gobierno. Durante los últimos siete años, el PP se ha armado de manera tranquila, aunque no sin trompicones, en sentido teórico-político y económico, con fuentes muy claras y rotundas: el liberalismo conservador e incluso en algunos casos el anarco-liberalismo (Esperanza Aguirre). Esto también supone un problema para el PP y para España, como ha señalado el historiador Pío Moa (nada sospechoso de antipatía con el PP). Pues el patriotismo del Partido Popular podría encubrir una inoperancia política meridiana, tendente al economicismo y que minimice la situación de descomposición nacional y de soberanía que España sufre. Además el Partido Popular ha continuado explotando entre su electorado el eslogan de España con el PP iba bien, y volverá a ir bien aplicando las recetas económicas de 1996. Olvidan que muchas de esas medidas nos han traído hasta aquí (de aquellos polvos estos lodos). Piénsese en la famosa Ley del suelo que favoreció a los emprendedores del ladrillo, el encarecimiento de la vivienda y un endeudamiento de familias y empresas masivo (parece ser que la austeridad es un principio sagrado para las administraciones públicas, pero prescindible para los actores privados cuando se trata de hacer dinero rápido). Por otro lado, querer calcar las formulas de 1996 es vivir fuera de la realidad. El panorama nacional e internacional ha cambiado radicalmente. En 2011 no hay empresas públicas que vender, ni control sobre la política monetaria, ni burbuja inmobiliaria que inflar, ni bancos alemanes y franceses que la inflen.

Partido Socialista Obrero Español

El PSOE ha sufrido un importante descalabro perdiendo cuatro millones de votos. Su crisis se debe a algo más que a la coyuntura electoral. Desde aquí nos preguntamos, si el PSOE renunció a Marx en Suresnes y a Keynes durante la crisis del petróleo, como ha afirmado el economista Juan Velarde, ¿qué le queda? Parece que su única salida es la adopción de medidas populistas tomadas como progresistas para distanciarse de un Partido Popular que prácticamente defiende lo mismo que él, a saber: Constitución Española de 1978, Estado de las Autonomías, Unión Europea y OTAN. El escenario más probable no es, a la sazón, el de la reformulación del proyecto político socialista. El escenario previsible es una toma de la calle como en la segunda legislatura de Aznar, con un Partido radicalizándose en el discurso (contra la derecha) para no hacerlo jamás en las medidas sociales. Y es que los socialdemócratas, contra el PP, siempre vivirán mejor. La pregunta es si la estrategia dará resultado como en 2004: ¿Volverá a conquistar el PSOE a los electores desencantados? ¿Entrará de nuevo en acción el voto útil contra la derecha? En definitiva, mientras el PSOE exista, mientras no tenga menos de 100 diputados en el Congreso, el PSOE tendrá vida, y será muy complicado que emerja una fuerza política hegemónica a su izquierda con un proyecto nacional serio. Sólo les perjudicarían dos cosas: que el PP no lo hiciese tan mal como ellos esperan y que sus peleas internas por el liderazgo debiliten al Partido de cara a la opinión pública.

Izquierda Unida / Unión Progreso y Democracia

Izquierda Hispánica, aún sin coincidir con muchos de los objetivos e ideología de estas dos formaciones políticas, se congratula por sus buenos resultados electorales. Desde una concepción materialista de la democracia, es decir, funcionalista, que dice que esa organización política es válida cuando asegura la eutaxia o mantenimiento de un estado concreto porque tiene en cuenta la capa cortical –relaciones con otros estados- y sobre todo la capa basal – la conservación y mejora de la integridad del territorio y los recursos productivos que en este hay, y que se apropia de un Estado frente a otros- , es de necesidad cambiar la ley electoral para que partidos como UPyD e Izquierda Unida tengan mayor presencia en las instituciones y se conviertan en bisagra frente a los partidos nacionalistas. Los proyectos políticos de UPyD e IU persiguen, aunque de un modo parcial y a veces contradictorio, el reforzamiento de dichas capas: UPyD pide recentralizar competencias como educación y sanidad y enfrenta claramente a los nacionalistas separatistas; Izquierda Unida exige la renacionalización de sectores estratégicos, la reforma fiscal progresiva, el combate directo al fraude fiscal e incluso alguno de sus exdirigentes, como Julio Anguita, la salida del Euro.

3. Nuestras propuestas a corto plazo

1) Nacionalización de la banca y de los sectores estratégicos básicos de la economía productiva nacional. Socialización mayor de los bienes de consumo entre los españoles, principalmente con aquellos ciudadanos que hoy debido a la crisis tienen dificultades para conseguir los bienes básicos de subsistencia en nuestra sociedad. Respeto de la propiedad privada en los casos pertinentes. Planificación pluralista (no monista como en la URSS) de la economía nacional.

2) Lucha feroz contra la oligarquía política nacional y las poliarquías autonómicas. Reasignación de los salarios en nuestro país. República unitaria presidencialista. Eliminación de las comunidades autónomas, derogación de los Estatutos de Autonomía. Supresión de los cargos funcionariales parasitarios de las administraciones autonómicas. Revolución en todos los poderes del Estado (legislativo, ejecutivo, judicial, gestor, planificador, redistribuidor, diplomático, federativo y militar).

3) Salida de la Unión Europea. Establecimiento de relaciones con las naciones europeas a un nivel mínimo básico indispensable de relaciones diplomáticas y comerciales. Restauración de la peseta y, con ello, de la independencia económica de España. Alianza, en la medida en que la prudencia política lo permita, entre los «PIGS» (Portugal, Italia, Grecia y España) contra el Eje anglo-franco-alemán.

4) Aumento del gasto en defensa. IH considera que solo un gobierno centralizado y fuerte, también militarmente, puede asegurar la recurrencia en el tiempo de los logros políticos logrados. Recuperación de la Milicia Nacional -legado de la izquierda liberal revolucionaria- y del Servicio Militar obligatorio, pero para ambos sexos y ajustado de tal forma que no perturbe la vida laboral de los jóvenes.

5) Reforma electoral que favorezca a las fuerzas políticas de ámbito nacional frente a los partidos nacionalistas.

6) Acercamiento a las revoluciones socialistas iberoamericanas (Venezuela, Cuba, Ecuador) y a los procesos políticos de cambio del continente hermano (El Salvador, Argentina, Brasil), en vistas a conformar una gran Alianza Socialista Iberoamericana. España dentro del ALBA.

Resultados electorales en PDF

Artículos relacionados:

40 Respuestas a “Izquierda Hispánica antes las Elecciones Generales del 20-N en España”


  • Estimado Karl Navas,

    Creo que el error está en el propio planteamiento. Como decía Marx, no sólo las resputas sino también las preguntas pueden estar equivocadas. La cosa es, ¿Qué significa que algo ES de Derecha? ¿Que esa cosa es por sí misma de Derecha o que lo utiliza la Derecha? El toreo es una institución cultural que por sí misma no es ni de derechas ni de izquierda, simplemente es eso, una institución producto de la historia. Ahora bien, unos grupos construyen sobre esa institución una ideología que entonces sí puede ser de un color u otro. Un kalashinikov también es una institución cultural un producto histórico y puede ser utilizado contra un proletario o un burgués. El toreo además, es curioso, ha sufrido cambios históricos. En un principio el principal enemigo del toreo fue la Iglesia, quien se opuso en España durante muchos años, luego la Iglesia lo aceptó y se popularizó siendo políticamente neutro. De hecho, durante la Guerra Civil ambos bandos organizaban corridas de toros e incluso el bando republicano tenía brigadas de toreros. La prueba, en Andalucia conozco a familiares y ancianos comunistas de toda la vida que les encanta en toreo. ¿Son de “Derechas? sólo por que les gusta una institución? ¿Es el futbol de derecha? Nos gustará más o menos, estaremos a favor o en contra, pero decir que “es” en plan sustancial creo que es equivocado.

    Y por desgracia si comprendemos bastante bien que muchos socialistas odian a los que defienden la unidad de España y el socialismo a la vez. Su error, el tradicional marxista, es pensar que la unidad de la clase obrera se consigue sin instituciones reales. La Patria que defendemos no es un sentimiento, no es un Espíritu que se despliega ni un destino universal, sino las propias instituciones que nos unen, que están ya, logradas por siglos de historia, nuestros recursos, etc. Consideramos que es un error pedir la unidad de la clase obrera del “Estado español” mientras de destroza todo aquello que hace posible la unidad de modo real.

    No somos nacionalbolcheviques porque el nacionalbolchevismo no consiste sólo en defender la unidad nacional y a la vez el bolchevismo, sino que acarrea toda la metafísica racista. Generalmente los nazbols son nacionalsocialistas -el “socialismo de la sangre” que dicen- con parafernalia soviética estalinista. Esto está bastante alejado de nosotros.

    Un cordial saludo,

  • Creo que es necesario aclarar el problema de la nacionalidad, si entrais en foros comunistas y socialistas os daréis cuenta hasta que punto de que las organizaciones o partidos que dicen defender la independencia y a la vez hablan de socialismo no están muy bien vistos,

    Fuentes: el caso de comunistas de castilla ha sido vilipendiado a saco, conozco foros de izquierda bastante oficiales donde el tema de la independencia roza el rechazo casi total, el tema es que los que están en contra de la independencia tampoco son unos extremistas, no se si me entendeis.

    Saludos y socialismo

  • Saludos a todos, en cuanto a si considero la unidad de españa como algo de derechas te comento que por experiencia los socialistas (que no comunistas) pero auténticos socialistas no están a favor del nacionalismo a nivel cultural sino a nivel socioeconómico, la gran mayoría opina que los toros, el flamenco y su reivindicación como parte de la nación española si es de derechas, su visión de nación socialista en españa es socioeconómica y esta versión de nacionalismo defienden.

    Lo que por otra parte puede que ustedes no comprendan es que los que son socialistas suelen odiar a los que hablan de unidad de españa y la construcción del socialismo suelen ser nazbols,

    Los socialistas defienden ante cualquier otra reivindicación la construcción del socialismo, pero por ejemplo vosotros que aparte de socialistas soys españolistas pues defendeis ambos conceptos.

    Y para terminar acabar añadiendo que ningún socialista ni comunista defiende a organizaciones como ETA o su reivindicación de independizarse, aunque por supuesto tampoco defienden a España únicamente por ser España, sino que la mayoría defiende una España Socialista y está en contra de una España dominada por el Capitalismo, por otra si en nuestro país (dadas las circunstancias) el “país vasco” decide independizarse pero acordando la construcción del socialismo en su país creo que la mayoría dará su apoyo.

    En resumen, los socialistas y comunistas están en contra de la defensa del nacionalismo burgues (defensa de españa sea cual sea su regimen socioeconómico) y a favor de la defensa de España en versión socialista (la construcción del socialismo en nuestro país mediante la nacionalización de los medios de producción y democratización de los mismos)

    En serio daos un garbeo por la red y veréis cuantos comunistas y socialistas defienden la independencia (contados con la mano)

    Saludos camaradas

  • Se me olvidaba, y como dato informativo, esa bandera rojigualda con la hoz y el martillo fue diseñada por uno de los miembros de IH hace ya algún tiempo.

  • Se le ha respondido a Karl Navas en la web. Un cordial saludo, feliz año y gracias a todos por postear.

  • Me gustaría saber por qué la defensa de la unidad de España es algo de extrema derecha. Si se empieza pensando así, mal vamor para debatir. ¿Acaso las Cortes de Cádiz eran extrema derecha?

  • Hola javier, en respuesta a tu pregunta sobre los partidos, quisiera aclararte que mi interés es saber cual es el grado de afinidad ideológica con otros partidos de ámbito estatal, vuestras diferencias y similitudes, por ejemplo podría hacerme una ídea con vuestro lema de patria y socialismo, es decir que compartís puntos (supongo) con partidos como PCPE pero estarías en contra de su defensa de la división de España en naciones pero a favor de su programa de implantación del socialismo, y supongo que compartís con upyd y otros partidos de extrema derecha la unidad de España, ¿o acaso voy errado?
    El tema es que hay partidos que no son tan fáciles de encasillar y que por su programa quizás no deberíais tener problemas de mantener una relación cordial como por ejemplo PCOE ¿o no?, o quizás compartais el programa de IU pero con vuestros ajustes, el caso es que simplemente quisiera una versión resumida de vuestro programa ¿o es simplemente la construcción a nivel nacional del socialismo y la creación de una república unicameral presidencialista y cuya forma de Estado es el Estado unitario concentrado/puro?

    Oyes (si es que me sale) que os parece esta bandera, me hace gracia los que reivindican la bandera republicana cuando únicamente representaba la división de España en naciones representada en el escudo y la división de la economía en empresas bajo poder de una oligarquía capitalista.
    http://barcelona.indymedia.org/usermedia/image/12/large/tonteria13.jpg

  • Rafael Termes escribió un libro titulado “antropología del capitalismo” donde recoge la tesis suscrita por otros liberalcatólicos de que el liberalismo económico hunde sus raíces en la escuela de Salamanca, en la cuestión del valor. La tesis básica es rebatible punto por punto con la Suma Teológica en la mano, y las mismos textos de Juan de Mariana que retuercen hasta concordar con la tesis.
    Es obvio que Suárez está dirigiéndose a una nación hereje. La tesis católica clásica indica que la Iglesia tiene un derecho originario -de iure divino- de pregonar su doctrina, y que ningún estado -sea anglicano o estalinista- le puede coartar tal derecho. De ese modo, en los países de minoría católica, el Estado ha de reconocer positivamente tal derecho. “Recientemente” la tesis está expuesta por Leon XIII en la encíclica “Inmortale Dei”. La tesis es muy clásica. La “tolerancia con el error”, no es un derecho subjetivo del individuo, pues no existiría “un derecho al error” sino más bien una aplicación de la búsqueda del bien común, cuando la aplicación de la tesis -la unidad política y religiosa- puede producir un mal mayor al bien que se busca, la concordia social. En ese sentido, Suárez no es un precursor del liberalismo filosófico ni de los derechos del hombre y del ciudadano.
    Es cierto, es ajena a la tradición escolástica el derecho divino de los reyes, pero no la del “origen divino del poder”. La idea es que los reyes no son “irresponsables” ni ante la ley natural, ni ante la ley divina positiva, ni ante el fin último del cuerpo social, la consecución del bien común. Sin embargo, eso no es convencionalismo voluntarista, aunque las formas de poder puedan ser contingentes. Lo son, no en cuanto a una “voluntad abstracta de ciudadanos” -- idea extrañísima a la escolástica- sino en cuanto a la misma “constitución natural” de la sociedad y a las peculiaridades de la población (el “todo complejo” que diría Tylor).
    Cuando dice San Agustín que el “Pacto general de la sociedad humana es obedecer a sus reyes”, no establece el origen del poder, sino una descripción del poder mismo. Si se indaga acerca de lo relativo al origen del poder -no a su ejercicio, que conste- su origen es divino, pero su ejercicio, siendo real, es limitado (ley natural, ley divina-positiva, bien común) siendo la transgresión de esos límites lo que produciría la ilegitimidad y la justificación del “tiranicidio”. Un tiranicidio que tiene esos motivos y no otros, que a veces se lee “tiranicidio” y hay quien piensa en la bastilla. Así se entiende que San Agustín cuando describe el ejercicio de ese poder semeja el primer anarquista de la historia. En la ciudad de Dios, de hecho presenta la actuación del Estado como resultado del pecado lanzándole sapos y culebras.
    Saludos.

  • Estimado Diablillo:

    Desde la tradición tomista se distingue entre “libertad de conciencia” y “libertad de las conciencias”, que para simplificar es la diferencia entre “tolerancia con el error” y “positiva afirmación del derecho de conciencia a la libertad de culto”.

    Esto es cierto. Pero también es cierto que la tradición escolástica y neoescolástica se caracterizó por ser contraria a los absolutismos y al derecho divino de los reyes. El liberalismo constitucional del siglo XVIII bebió directamente de esta fuente, que se remonta a Santo Tomás, como todos sabemos, y también a San Agustín cuando éste escribió que “Pacto General de la sociedad humana es obedecer a sus reyes” (es decir, la obediencia a los reyes no viene de Dios sino de un pacto contractual de la sociedad humana).

    Hay que decir que la libertad de cultos fue conocida en los siglos XVII y XVIII como “tolerancia de cultos”. En 1689 el Rey Guillermo III de Inglaterra dictó su famosa Ley de Tolerancia de Cultos, en la que había una gran influencia del pensamiento neoescolástico (a pesar de lo cual, la Ley reconocía la libertad de todos los cultos excepto el católico). Y John Locke, quien también tuvo claras influencias de la Escuela de Salamanca, habla igualmente de “libertad de cultos”, y, en una línea muy próxima a la neoescolástica, sostiene la necesidad de distinguir exactamente entre las cuestiones del gobierno civil y las de la religión, fijando así las fronteras entre uno y otro. Así pues, aunque la inmunidad de coacción en materia de fe y la defensa positiva de la libertad de cultos no son lo mismo, resulta indudable que la primera es el inmediato precedente histórico y conceptual de la segunda, y que sin la primera la segunda no existiría. Que la doctrina escolástica de la ausencia de coacción en materia religiosa y de tolerancia con el error se convirtiera primeramente en tolerancia de cultos y luego en defensa positiva de la libertad religiosa es un proceso que retrospectivamente se nos aparece como necesario e inevitable. Y Francisco Suárez, con su defensa de la tolerancia de cultos y de la libertad de expresión, estuvo cerca de la defensa activa de la libertad de cultos --en todo caso, fue uno de sus más egregios predecesores.

    Además, Juan Carlos, el texto aducido va dirigido a los soberanos. No son los soberanos los que tienen capacidad para discernir lo verdadero y obligarlo en conciencia. Máximamente cuando obligan en conciencia en contra de la fe verdadera. O algo así.

    Yo creo que el texto va referido nos sólo a los soberanos, sino también a los sacerdotes y a todos los hombres. Y básicamente es una requisitoria contra el absolutismo político y la indistinción entre el gobierno civil y la religión propios del anglicanismo. No se trata sólo de que los soberanos no puedan discernir lo verdadero o lo bueno para imponerlo a la fuerza: eso ya lo vieron San Agustín y los papas Nicolás II y Gregorio VII, quienes en el siglo XI defendieron la separación de la Iglesia y el Estado, promulgando la elección del Papa por los cardenales y no por el emperador (lo que supuso un avance importantísimo).

    Suárez defiende abiertamente la libertad de expresión y no sólo la tolerancia con el error. Por supuesto, la libertad de expresión no significa defender el relativismo: la idea de Suárez es que la libre expresión de opiniones ayuda a fortalecer y expandir la fe, ya que así todas las dudas y objeciones serán planteadas y discutidas en público, y de este modo se podrá rebatir y corregir a los que yerran con argumentaciones de peso y con la razón.

  • Estimado Diablillo,

    No hablo de gente como Bultmann -heideggariano de pro- o Metz. Cuando hablo de estas influencias hablo de la asunción de muchos postulados no de la ecualización o igualación. Por otra parte, el materialismo dialéctico es muy conservador en cuanto a muchos de sus postulados. Los propios jesuitas que estudiaron la Escolástica soviética -- el padre Bochenski y el padre Gustav Wetter, por ejemplo- reconocieron el parecido en los postulados. Wetter llega a decir que el Diamat lo que es es demasiado conservador en cuanto a sus tesis.

    El Diamat, como doctrina sistemática y escolástica puede ser coordinada en sus postulados con la escolástica católica. Y con esto quiero decir que muchas de sus partes pueden reintegrarse sin problemas. Otras no, desde luego.

    Daba por supuesto que se entendía que cuando se dice que un jesuita de “hace marxista” no es que se haga un ortodoxo marxista-leninista al estilo soviético. Igual que muchos católicos son “orteguianos” y no significa que asuman en su totalidad los postulados de Ortega y Gasset.

    Salud

  • Además, Juan Carlos, el texto aducido va dirigido a los soberanos. No son los soberanos los que tienen capacidad para discernir lo verdadero y obligarlo en conciencia. Máximamente cuando obligan en conciencia en contra de la fe verdadera. O algo así.

  • Juan Carlos Álvarez:

    Desde la tradición tomista se distingue entre “libertad de conciencia” y “libertad de las conciencias”, que para simplificar es la diferencia entre “tolerancia con el error” y “positiva afirmación del derecho de conciencia a la libertad de culto”.

  • Los que somos escolásticos, sabemos que podemos interpretar el marxismo -que no deja de ser un hilemorfismo- sobre todo en lo relativo a la introducción de las categorías referentes a la historicidad. Pero para que un escolástico se haga marxista tiene que dejar de ser escolástico. Y no en plan “cambio cualitativo”. El tema de los jesuitas tiene más que ver con los planteamientos de la “izquierda indefinida”. La teología en la que se basan los primeros teólogos de la liberación (bultmann, metz) está muy alejada del “marxismo científico” y muy cercano a la “nueva izquierda”.

  • A Diablillo,

    Yo si mantengo que hay un vínculo entre la tradición teológica jesuita y su adopción del marxismo en los años sesenta. Pero ese vínculo sólo se comprende si se piensa en clave institucional. Es decir, que ser jesuita no es sólo leer libros, sino escuchar sermones, clases y formación en una tradición determinada. El jesuita de los años sesenta que leía a Marx encontraba afirmaciones compatibles con muchos postulados que ya de hecho estaba escuchando en su compañía. El fin de la teología escolástica permitió o aceleró sin duda la adopción de estas nuevas corrientes filosóficas, pero siempre desde “el carisma” propio de la Compañía.

    Por otra parte, no digo que el cambio desde el molinismo o el suarismo al marxismo se haya producido de un modo solo aparente. El cambio supuso una modificación real de la tradición, eso no lo niego. Pero eso no quita a que existiera una tradición anterior con la que poder engarzar. Y no me refiero sólo a una tradición escrita, pues lo mimso el jesuita marxista no había leído a Suárez, pero sí había escuchado a camaradas que sí lo habían leído o le habían formado con material que bebía de esa misma tradición.

    Salud

  • En ‘Defensa de la fe católica frente a los errores de la secta anglicana’, Francisco Suárez escribe:

    No corresponde a emperador alguno negar la libertad de expresión, ni a un sacerdote dejar de decir lo que piensa. Nada en los reyes es tan digno de alabanza como amar la libertad aun de aquellos que están sujetos a ellos por la obediencia, y nada en un sacerdote es tan peligroso para su fe en Dios que dejar de proclamar libremente lo que piensa, lo cual también se aplica a cualquier hombre.” (Defensa de la Fe Catolica y Apostolica contra los Errores del Anglicanismo, Instituto de Estudios Politicos, Madrid 1971, p. 11).

  • No sé, no sé. Lo del marxismo en los jesuitas, pienso que obedece a otras causas. Máxime cuando entre los jesuitas “liberacionistas”, la opción por el marxismo aparece como consecuencia del arrinconamiento de la filosofía escolástica vista como obsoleta. Es sabido que la enseñanza de Santo Tomás -denominado como “doctor” de la Compañía en sus constituciones- estaba mediada por la interpretación de Suárez. Pero no veo yo una consecuencia natural.
    Con respecto a la “soberanía popular”, detecto un paso ilegítimo. La noción “premoderna” de poder tal como se da en la escolástica, es algo que aparece como “difuso” en la comunidad política, y cuando es analizado por los escolásticos hay que introducirlo en las categorías de causalidad, eficiencia y finalidad. Queda ejemplificado con lo que dice Vitoria en “De re civili”: “Queda claro cuáles son las tres causas: final, eficiente y material, del poder público secular. A partir de ellas también es fácil conocer su causa formal: dado que no es sino su esencia, se explica correctamente mediante su definición. Definición que los autores formulan así: el poder público es la autoridad o el derecho de gobernar la república civil.[…] Queda demostrado que el poder público procede de Dios, y sin duda es justo y legítimo. Asimismo también se deduce la prueba de la última parte, que establece que ningún poder de este tipo puede ser abrogado por acuerdo de los hombres”. Y por ende, la sociedad no procede de ningún acuerdo voluntarista colectivo.
    Por otra parte, no es lo mismo la afirmación de la inmunidad de coacción en materia religiosa (que ya es afirmada por Sto. Tomás) que la defensa positiva de la libertad de cultos, algo que está relacionado con la problemática del nacimiento del Estado moderno y su neutralidad con respecto a hechos ideológico-religiosos (expresión de su noción abstracta de sociedad).

  • Juan Carlos Álvarez, es bastante cierto todo lo que anotas. Sin embargo, encierra aparentes contradicciones, debidas a las dos interpretaciones que surgieron sobre ese asunto.

    En efecto, al parecer, los nativos, debían considerarse plenamente humanos con los mismos derechos básicos que los españoles, partiendo de la ley natural. Por eso mismo cuestionó la validez del reparto de medio mundo entre España y Portugal, concedido por el Papa romano en el Tratado de Tordesillas. La relación entre pueblos debía basarse en el entendimiento y la ley, y sólo sería justa una guerra de defensa o contra una política contraria a los derechos naturales, no por motivos religiosos o expansivos.

    Estas ideas negaban en principio legitimidad a la conquista, pero podían interpretarse al contrario: los derechos naturales incluían la difusión del cristianismo, el comercio y el mantenimiento de la paz entre pueblos. Si los nativos impedían esos derechos, se les podía hacer la guerra. Y a tal efecto, distinguió varios “justos títulos” para la presencia española en América: propagar el Evangelio, proteger a los indígenas bautizados contra los reacios, combatir los delitos contra natura, reinar el soberano de España sobre los indios, si éstos lo aceptaban, aliarse con unas u otras tribus en las guerras entre ellas o rescatar a los naturales de su atraso.

    En esos mismos tiempos circulaban las denuncias de Las Casas, sobre crímenes espeluznantes de los encomenderos en el Nuevo Mundo; germen de la variante americana de la Leyenda Negra.

    La capacidad de sostener una cosa y su aparente contraria no es exclusiva del zombi ZP. Los hombres, si algo los caracteriza, es que saben muy bien cómo arrimar el ascua a su sardina. Algunos españoles inventaron eso que se llama “Derecho Internacional”, antes “de gentes”. Los de corte protestante eran mucho peor: llegaban allí para darles a los indios, exclusivamente, la “Gracia de Dios”. Y no eran humanos hasta que no se convertían en “graciosos”. Pero en el fondo, nada de esto es nada; es naturalismo, que no es nada. De ahí que las razones, para ser mejor digeridas y no causen rechazo, se hayan pulido y sofisticado más.

    Antes, quién sea, debía explicar los motivos por los que se entraba a saco donde fuera; y claro, algunos podrían estar de acuerdo y otros no… hasta que los sesudos descubrieron la “piedra filosofal” y pudieron tocar con ella lo que les viniera en gana. Descubrieron las «Razones Humanitarias». ¿A qué tipo de loco, con linterna al mediodía o medianoche, se le ocurriría cuestionar tales “Razones Humanitarias”…? Absolutamente genial; todo hay que decirlo. Ahora se puede hacer casi cualquier cosa, siempre que pueda encajarse mejor o peor dentro de esas razones.

    En cuanto al resultado de las elecciones, lo único “bueno” que puede sacarse de ellas es que alguien dice que se irá a supervisar nubes; aunque sin duda es mejor que lo hiciera desde la cárcel… por simples razones humanitarias. Otra mentira más, lo de las nubes; seguirá dando por el ano.

  • Por eso, p.ej., cuando en 1812 Juan Egaña y Juan de Solórzano redactaron la “Declaración de los Derechos del Pueblo de Chile”, se inspiraron directamente en Francisco Suárez.

    Respecto a los indios Francisco Suárez estudia en su Tractatus de fide theologica, Disputatio XVIII los medios para convertir a los infieles. Suárez cita varias veces a los dos grandes maestros dominicos de la Escuela Salmantina, Francisco de Vitoria y Domingo de Soto. Suárez
    tiende a exculpar a los indios de sus actitudes belicosas o rebel­des y de sus errores. Y también se aleja todo lo posible de la doctrina de la causa justa de la guerra. Francisco Suárez defiende la evangelización pacífica; pero advierte que, si los indios se resisten a la predicación del Evangelio, los predicadores deben ir acompañados de un ejército suficiente.

    Suárez defiende la igualdad natural de todos los hombres, así como el carácter natural y la igualdad de sus repúblicas. Para él los indios son naturalmente iguales a los demás hombres, y en consecuencia pueden y deben ser evangelizados sin tiranía ni crueldad alguna:

    Si fides non annuntietur pio et christiano modo, sed tyrannice etcrudeliter, ut in principio ab Hispanis apud Indos factum est, non sufficit illud ad tollendam ignorantiam invincibilem fidei, quia non potest ea de causa talis gens nec debet illam fidem concipere ut piam et religiosam et ad verum Deum pertinentem (De Fide II, pág. 131)

    Francisco Suárez también defiende la libertad de culto: señala que no se puede coaccionar a los infieles a dejar sus cultos falsos o contrarios a la razón. También dice que los príncipes cristianos pueden obligar por la fuerza a los infieles que son súbditos suyos a dejar los errores que se oponen a la razón natural; pero no pueden obligarlos por la fuerza a apartarse de sus cultos contrarios a la fe cristiana.

    No es de extrañar que los jesuitas fueran quienes crearan las primeras comunas en el Nuevo Mundo, que Stalin se educara con los jesuitas, que los jesuitas desarrollaran en el siglo XX la teología de la liberación, y que hasta uno de los personajes de La Montaña Mágica de Thomas Mann fuera un jesuita con simpatías por el marxismo.

  • Vuestras propuestas a corto plazo. Bien, me parecen buenas, estoy de acuerdo con vosotros en cada uno de los puntos que proponéis. Pero, ¿hacia quién van dirigidas? ¿hay intención, y potencia para ello, en llevarlas a la práctica? ¿desde que plataforma política real? ¿o sólo estáis haciendo crítica filosófico-materialista?

    No obstante, mi admiración hacia Izquierda-Hispánica. Os sigo continuamente.
    Salud.

  • En sus obras “De Legibus” (Coimbra, 1612) y en Defensio fidei catholicae (Coimbra, 1613), Francisco Suárez puso el fundamento de la autoridad civil en la “comunidad de los hombres” y a partir de aquí se extendía al soberano. Es decir, el poder va de Dios a la comunidad y de la comunidad al soberano pero no de Dios al soberano y del soberano a la comunidad. Esta doctrina, llama por la historiografia “doctrina populista” de la autoridad civil es la que los franceses copian y no a la inversa. No es que los franceses vengan a ilustrarnos a nosotros que somos oscurantistas sino que nosotros ya practicábamos en España mecanismo des elección soberana a nivel de los cabildos (ayuntamientos) como, por cierto, reconoce Carlos Marx en sus escritos sobre la Revolución española.

    Salud

  • Diablillo, te recuerdo que la opción “Responder” no funciona en la web y si lo haces así el comentario no sale publicado en la página.

    Diablillo afirmó:

    “En lo relativo al tiranicidio, Suárez sigue la interpretación de Santo Tomás. Pero, ¿lo de la soberanía popular?”

  • En lo relativo al tiranicidio, Suárez sigue la interpretación de Santo Tomás. Pero, ¿lo de la soberanía popular?

  • Errata: donde dice “ortografía” debe decir “ortograma”.

  • Totalmente de acuerdo con Esquinas. Más aún, Suárez se opuso a la filosofía imperante en Inglaterra, con su imperialismo depredador, según la cual el rey tenía el poder por designio divino y los súbditos eran sólo siervos que debían acatar sus órdenes, y por otro lado las tierras extranjeras ocupadas debían considerarse sólo como colonias a las que expoliar. Suárez, de acuerdo con el ortografía católico de imperialismo generador español, entendía que los indígenas americanos eran sujetos de derecho y que la tarea de España en los países de Ultramar debía ser civilizadora. No es de extrañar que la efigie de Suárez fuera quemada en Londres en la plaza pública. Para la monarquía británica, Suárez era un peligroso revolucionario y subversivo.

    Por otro lado, tampoco es de extrañar que la primera experiencia comunista a gran escala fuera la emprendida por los jesuitas españoles con las Reducciones, en el Paraguay de los siglos XVII y XVIII. La doctrina política y social de las Reducciones se inspiraba en el Evangelio, en la ‘Utopía de Tomás Moro y en la obra de Francisco Suárez.

    Ciertamente, es extraño que Francisco Suárez nunca antes haya estado entre Robespierre, Lenin, Stalin o Mao.

  • Pues sí, es el egregio don Francisco Suárez, S.J. Como buen jesuita defensor del tiranicidio y de la soberanía popular. Lo extraño es que no haya estado antes entre Stalin, Lenin y Marx hasta ahora.

  • Recordamos que la función “responder” no funciona correctamente. No sabemos como solucionarlo por ahora. Cuando se da a responder, el comentario no sale en la web porque lo detecta como spam.

    Vaya aquí lo que “Diablillo” ha comentado:

    Ese es Francisco Suárez, S.I.? Nunca pensé que le vería junto a Stalin y Gramsci. Curioso.

  • Ese es Francisco Suárez, S.I.? Nunca pensé que le vería junto a Stalin y Gramsci. Curioso.

  • Hemos denunciado desde hace muchos años el imperialismo franco-alemán y el régimen del 78 juancarlista. Por cierto, a nosotros nos llamaban “conspiranoicos” por afirmar el imperialismo depredador del Eje franco-alemán. Hoy día los delirantes son los que niegan tal imperialismo que se ha vuelto transparente para el que no lo quiera ver.

    Te aconsejo, igual que Santiago, que leas nuestra web antes de afirmar que sostenemos el régimen juancarlista.

    Salud y gracias por postear en la web.

  • Perdon, la primera respuesta era a Diablillo, y la segunda respuesta a Karl Navas.

  • Mijail Illich Valderovich ha respondido: “Llevas razón. También hay muchas cosas de IU (como su alineamiento con fuerzas políticas secesionistas) que no nos gustan. Sin embargo, también es importante destacar aquellas partes del programa con las que podemos coincidir.
    En respuesta a KarlNavas.”
    “¿Te refieres a partidos del arco extraparlamentario?
    En respuesta a Truganini.”
    “Me reafirmo en lo dicho por Santiago. Deberías leer antes de opinar “Habéis copiado la propaganda del régimen” Vale, llevas razón y la abstención en vez de ser de un 29% como hemos dicho en un principio, es de un 31% como tu mantienes. ¿En qué cambia eso el fondo del artículo?
    Primero, el artículo sostiene que el repunte de la abstención/ voto blanco / voto nulo relacionado con el 15-M ha afectado al PSOE y no al PP. ¿Es eso propaganda del régimen? ¿Sostienes tu acaso que la base social de los indignados votaba al PP y ha dejado de hacerlo?
    Segundo, algo que tu no aclaras (yo lo desconozco) es si la abstención/ voto blanco/ voto nulo de los residentes ausentes ha crecido en esta convocatoria electoral respecto a las precedentes o se mantiene estable.
    Un saludo.
    En respuesta a Truganini”
    No pongais los comentarios en “Responder”, porque no salen, ponerlos en “Añade un comentario”. Gracias.

  • Llevas razón. También hay muchas cosas de IU (como su alineamiento con fuerzas políticas secesionistas) que no nos gustan. Sin embargo, también es importante destacar aquellas partes del programa con las que podemos coincidir.

  • ¿Te refieres a partidos del arco extraparlamentario?

  • Me reafirmo en lo dicho por Santiago. Deberías leer antes de opinar “Habéis copiado la propaganda del régimen” Vale, llevas razón y la abstención en vez de ser de un 29% como hemos dicho en un principio, es de un 31% como tu mantienes. ¿En qué cambia eso el fondo del artículo?
    Primero, el artículo sostiene que el repunte de la abstención/ voto blanco / voto nulo relacionado con el 15-M ha afectado al PSOE y no al PP. ¿Es eso propaganda del régimen? ¿Sostienes tu acaso que la base social de los indignados votaba al PP y ha dejado de hacerlo?
    Segundo, algo que tu no aclaras (yo lo desconozco) es si la abstención/ voto blanco/ voto nulo de los residentes ausentes ha crecido en esta convocatoria electoral respecto a las precedentes o se mantiene estable.
    Un saludo

  • Estas son las elecciones más importantes tras las que llevaron a Felipe González al poder. La coyuntura socioeconómica ha sido impresionantemente jugosa y el PSOE ha sufrido tal derrota que cabe pensarse en cómo será posible su rearme. Lejos de conspiraoias, quizás este descalabro haya sido lo mejor que la ha podido pasar, pues la situación actual es una patata caliente que ya no se puede tener por más tiempo entre las manos. Está claro que el PSOE va a rearmarse sobre las posibles futuras ruinas del PP, no veo que vaya a reconstiturse como un partido decente, fuerte, político, socialista, obrero y español. Eso parece que no ha entrado sus esquemas y posiblemente no vuelva a entrar.

    Estas elecciones, como digo, son de una importancia suprema, aunque ya no se le den importancia. Bien valen posteriores análisis para este fenómeno. Porque de la mano de estos juegos y descalabros va, obligada, España.

  • Truganini no lee, ni ha leído la web de IH, ni el blog anterios, que durante ya 4 años ha defendido lo que él dice que no defendemos. Que Truganini investigue nuestra web y deje de realizar falsas acusaciones.

  • Ni una palabra del colaboracionismo del PPSOE al servicio de Berlín y París. Y acabáis apoyando una reforma electoral del régimen vigente. Olé, olé y olé. Viva la Izquierda Hispánica al servicio del apuntalamiento del juancarlismo.

  • Los datos de la abstención son falsos. Habéis copiado la propaganda del régimen. No están incluidos los del censo de residentes ausentes (españoles en el extranjero) que son más de un millón. Con él, la abstención alcanza el 31%. Comprobadlo.

  • Una propuesta que es una muy bonita declaración de intenciones. Pero recomendaría tener un pie en Europa y otra en América. Reino Unido solo hay uno,(atlantismo) cosa que a nosotros nunca nos perdonarían ni unos ni otros.

    Saludos
    edu
    http://yugoslavos.blogspot.com

  • UpyD? Pfff. Humanistas seculares indefinidos, que horror!

  • Que posción teneis los de izquierda hispánica sobre el resto de partidos, quisiera saber si puede ser en datos estadísticos vuestro grado de afinidad ideológica con otros partidos del espectro español de ámbito nacional.

    Gracias y un saludo

Actualmente los comentarios están cerrados.