Seminario de investigación: El mito de la izquierda y de la derecha

Durante todo este año, y siguiendo el seminario ya realizado el año pasado sobre la Teoría del Cierre Categorial (teoría de la ciencia del materialismo filosófico de Gustavo Bueno), Izquierda Hispánica participa en el Seminario de investigación sobre El mito de la izquierda y de la derecha.

Dirigido por Sergio Vicente Burguillo, filósofo y matemático español, junto con la Asociación Universitaria Interdisciplinar, se trata de un seminario de filosofía política materialista acerca de las izquierdas y las derechas en España y a nivel universal. Durante todo el curso se leerán y trabajarán los libros “El mito de la izquierda” (Ediciones B, Barcelona 2003) y “El mito de la derecha” (Temas de Hoy, Madrid 2008).

Pueden apuntarse al seminario todos aquellos que deseen. Los alumnos de la Universidad Complutense de Madrid que así quieran, podrán pedir 3 créditos de libre configuración (en trámite) para la carrera o grado. El seminario se imparte todos los miércoles de 15:30 a 17:00 horas en el aula 223, segundo piso, de la Facultad de Filosofía de la UCM, Edificio A. Acceso metro Ciudad Universitaria, autobuses I, F, U, G, 82, y 132.

Correo electrónico de información: mitoizquierdaderecha@gmail.com

Artículos relacionados:

1 Respuesta a “Seminario de investigación: El mito de la izquierda y de la derecha”


  • EL ÉXITO DE MAS Y LA IRREALIDAD DEL LABORALISMO

    Artur Mas está protagonizando la triunfante antítesis respecto del laboralismo y su condena a re-pronunciarse sin fin, enclaustrado en su propio punto muerto bajo el alienado Olimpo del Poder.
    Parece obvio el archi-repetido análisis que define a Mas de flautista encantador produciendo la amnesia masiva respecto de “los problemas reales” tras el resón musical nacionalista. Y, sin embargo, se trata de una falsa obviedad. El secreto del éxito de Mas no estriba en haber volatilizado el proceso precarizador que sufrimos -por ejemplo a sus manos-, tras una cortina de humo hecha de pseudo-comunidad “diferencial”, excitando así el gregarismo, el orgullo patriotero y el idealismo del “contigo pan y cebolla”. Por el contrario, ha logrado situar la cuestión Política -de manera falsa y demagógica, por supuesto- en el centro de un pretendido contra-proceso antídoto a la depauperación: aquello que anula la capacidad catalana “anti-crisis”, es “España”, monstruo de drenaje.
    He ahí la falacia: el rancio tema, negra leyenda, de “la Responsabilidad española” retardataria “de Catalunya”, y cuyo fisco apenas sin “nos” dejaría margen de recursos para la operatividad amb ceny. La base social seducida en Catalunya no conforma un rebaño de niños tontos somnia truïtes al que se ha encandilado “con los sentimientos”, “los símbolos”, y la aventura del “tornar a començar”, tal y como el izquierdismo parece estar conceptualizando, en curiosa confluencia con los más reaccionarios voceros depreciadores del ser humano y de “su intrínseca y testaruda estupidez”.
    Artur Mas y CiU entonan su ¡bingo! re-juvenecedor electoral en la medida que hacen promesa de desembarazar “a la nación” respecto de la estructura de Poder interpuesta entre ella misma y su prosperidad.
    Claro está que nos hallamos ante el embaucamiento de la gallina por la zorra, quien la deslinda del corral con promesas de mejor recaudo mientras se relame pensando en recibir su futuro trato de favor privado por mejor entregar la gallina a los lobos (UE e imperialismo anglo-sionista principalmente). Obvio que, mirado desde el análisis de las relaciones inter-clase, en Catalunya resulta descabellado ese entroncamiento con un sector del Pueblo, justo por quienes albergan máxima responsabilidad en llevarle a malvivir en interés de la Caixa, Seguros Adeslas, Repsol, Banc de Sabadell, Catalunya Caixa, Abertis, Catalana Occident… Pero en modo alguno se trata de un entroncamiento fraguado a base de “irracionalismo de masas”, sino, en cambio, cosechado a partir de una muy racional y lógica resonancia: un espectro amplio entre el campo social dominado percibe cada vez con mayor claridad que lo Político con mayúsculas es el “terreno de juego” delimitador del curso de nuestra depauperación -luego es plano de albergancia del viraje radical de ese curso. Ante el vacío de organismo político-ideológico que dispute con el viejo poder, es precisamente un sector del viejo poder el que, en su disputa entre bastidores por ser mejor lacayo-satélite del Hegemonismo, formula realizar una “alternativa” al status quo actual mucho más opresiva si cabe, pero que se formula mentirosamente en el terreno verdadero. Amplios sectores de las masas van volviéndose capaces de registrar dicho terreno -al margen de cómo se expliquen subjetivamente ante sí mismas esta correcta auto-ubicación objetiva. Y ello por oposición a los obreristas, “radicalmente” consagrados al seguidismo huelguístico, a cada fecha en que toca clamarle desde abajo a un Poder que obra y seguirá obrando según su ser de clase, nada presionable ni amenazable “desde abajo” en abstracción del profesamiento explícito de una vocación de Poder.
    En pleno orden del día masivo, pues, la cuestión del Poder, de momento para beneficio del nacionalismo vende-patrias, discípulo favorito de la burguesía monopolista USA y de su FMI. Cuestión que nos augura aquí en Catalunya tiempos de seguir cavando nuestra propia fosa. Miseria, cutrerío y chovinismo mientras siga sin reconstituirse la alternativa que satisfaga verdaderamente al campo social dominado y que pueda sintetizarse con su lucidez política latente, aportando los contenidos “para sí” al único terreno de fondo donde el Pueblo se juega y ha de jugarse su porvenir.

Actualmente los comentarios están cerrados.