Archivo del Autor de Izquierda Hispánica

Adiós a Izquierda Hispánica

 

Izquierda Hispánica fue necesaria.

Sin embargo, ya hemos superado la fase de minoría freak. Hemos pasado del “Dios los cría” al punto exacto de ebullición del “y ellos se juntan”.
Teníamos tres semillas y las tres han cuajado:
a) La fijación en orientar, sí o sí, el proyecto socialista hacia América,  en lugar de comulgar con la cantilena papanatas europea de aquellos albores del siglo XXI. Aquel dictatum de los falsos profetas de la NewLeftReview, que aún colea en los treintañeros más despistados, más universitarios y menos transverales de los nuevos movimientos políticos. Aquel dictatum, impuesto por algún viejales acomodado, con repertorio de mago Houdini, que instaba a combatir la ideología liberal esperando, en una desesperante pose de mientras tanto, el socialismo ruso. Dictatum que, irónicamente, desafiaba, antes que nosotros, uno de los sepultureros de la Revolución Rusa, el señor Putin, cuando decía aquello de que “el que no echa de menos la Unión Soviética no tiene corazón, pero el que quiere volver a ella, no tiene cabeza”.
b) La penetración de la futura clave de la gastronomía revolucionaria universal, de ahora en adelante, la fusión del socialismo y la hispanidad. Tabú durante décadas, en las cuales, adormecidos todavía en el sueño de las naciones, y los documentales de la BBC con historiadores romanticones, se analizaba la realidad como si no estuviéramos sumergidos de lleno en la era imperial. Con la caída de la URSS se chapaba el garito de la Revolución Francesa. Ya no quedan Estados-nación, sino sólo Estados Imperiales con sucursales. El mundo es otro, e Izquierda Hispánica era pionera en intentar distinguir la naturaleza filosófica de cada uno de los imperios en liza que dirigen nuestra conducta a día de hoy. En explicar que el bastión contra el Imperio liberal anglosajón, con todas sus miserias de evaluar todo proyecto humano en meros criterios mercantiles, sólo pasaba por un futuro liderazgo de una gran potencia hispánica, apoyada por eslavos, francófonos y palmeros protestantes. Sólo así temblaría el formato imperial, depredador useño, con toda su mierda ideológica del “tener confianza en la iniciativa individual”. Antes de Izquierda Hispánica, se hacía prácticamente heroico intentar razonar así, acabando siempre en patéticas riñas regionales, de abuelos cebolletas.
c) El análisis de los errores del socialismo desde dentro, no desde fuera, como se ha confundido por activa y por pasiva desde nuestra desgraciada área de difusión estadounidense. Para ello hemos introducido el análisis, así como los efectos y rasgos autodestructivos que incluía la filosofía oficial de la URSS, el Materialismo Dialéctico, y al maestro y genio Gustavo Bueno Martínez, adelantado a su tiempo, y creador del Materialismo Filosófico, que puso  los puntos sobre las íes a las fisuras del Materialismo Dialéctico, mientras este iba abocándose al precipicio. Su figura es trágica por lo solitario y coyuntural, llegó tarde para la época heroica del socialismo soviético, y se adelantó a la hegemonía del emergente socialismo hispánico.
En definitiva. No es que nos hayamos hecho adultos, sino que la gente ya está preparada para entenderlo. Muestra de ello es, por ejemplo, el emergente partido político español Podemos, muchos de cuyos miembros nos calcaron textos de IH; incluso su candidato Pablo Iglesias nos fusiló en algunos mitines varios de ellos. O el contacto de Izquierda Hispánica con gente crítica del PCE, e IU, como Francisco Frutos o Alberto Garzón, que seguro que ha ayudado a dejar claras las posiciones dentro del mismo partido, despertándolo bruscamente de su sueño eterno, -ya sabemos que las crisis por dentro son mil veces más sensibles y delicadas que desde fuera-.
Hemos seleccionado varias decenas de hombres que tienen todo esto interiorizado en carne viva, y que ya pueden incluso convivir con ello sin quedarse sin trabajo y sin amantes, relegados a la muerte social.
Señoras y señores, tras las vacaciones de verano lanzaremos el nuevo proyecto al alimón en vivo y en las redes sociales. En esta ocasión, con elegancia, sencillez, imagen corporativa y agitación de corte situacionista.
Con la presentación pública de todos los nuevos integrantes, así como la despedida de los viejos que nunca llegaron a adaptarse al rugido del extrarradio de Lima o México DF, así como más de una sorpresa.
El 12 de octubre, el día que el jovencito Rodrigo de Triana no dijo Tierra, trágame, sino Tierra a la vista. El mejor día posible, un lunes festivo.
Instituto Somos América.

Ante la declaración republicana del Ateneo de Madrid

Ateneo de Madrid

Desde IH queremos expresar público apoyo a la declaración republicana firmada la semana pasada en el Ateneo de Madrid. Teniendo nuestra asociación unas firmes directrices políticas y una teoría del Estado, materialistas pluralistas,  además  de una idea fuerte del modelo de República, española e iberoamericanista (ver el excelente artículo de José Tomás Escalante publicado en esta misma web), que debería implantarse en el país -un modelo que podría entrar en contradicción con alguno de los firmantes de la declaración-. Entendemos necesario sumar fuerzas –a pesar de posibles contradicciones entre las distintas visiones republicanas, la república se dice de muchas maneras-  con aquellos que quieran abrir un nuevo tiempo político en España. Un nuevo tiempo político que va más allá del capricho de la elección popular del Jefe del Estado –aunque nos parezca esencial que en el SXXI  la elección popular de esa pieza clave del sistema institucional de la Nación-, ya que trata de abrir un proceso constituyente que sea la palanca que mueva los engranajes necesarios para dar vuelta a la calamitosa situación económica del país. Continuar leyendo: ‘Ante la declaración republicana del Ateneo de Madrid’ »

Podemos y Vox: nuevos partidos

En el mismo tiempo histórico, en la misma semana, se presentan dos partidos nuevos. Uno aparentemente de “izquierda transformadora” y otro aparentemente de “centro-derecha”. Uno, fruto de una labor de constante presencia mediática en televisión manejando un mensaje izquierdista de corte universitario con algunas pinceladas marxistas pero amparado en los medios digitales de la socialdemocracia (PRISA y MEDIAPRO); el otro, fruto de una escisión de indignados con la línea actual del Partido Popular que buscan una pureza perdida que ellos también perderán en su momento quizás por otros motivos, porque así es. Ambos quizás vayan a las elecciones europeas aprovechando que la circunscripción es uninominal y así se miden mejor las fuerzas para, fogueándose algunos de sus miembros en Bruselas ganando unos sueldos fantásticos mientras establecen allá alianzas con “iguales” de cara al futuro, preparan su “asalto al Congreso”. Estamos hablando de “Podemos”, el partido de Pablo Iglesias Turrión, y Vox, el partido de Santiago Abascal. Dos personas jóvenes, nacidas en democracia, con valores opuestos pero con intereses personales no tan opuestos. Un breve análisis que no quiere ser definitivo pero sí orientador de ambas formaciones en formación merece ser realizado. Continuar leyendo: ‘Podemos y Vox: nuevos partidos’ »

Paco Frutos, Por una alternativa social de izquierdas al desafío nacionalista

Conferencia de Paco Frutos, organizada por Alternativa Ciudadana Progresista. “Por una alternativa social de izquierdas al desafío nacionalista”. Izquierda Hispánica apoya, salvo la cuestión del federalismo, todo lo dicho por Frutos aquí.

12 de octubre: Día de la Hispanidad en Barcelona, comunicado de Izquierda Hispánica

Mañana día 12 de ocutubre, día de la Hispanidad hay convocada un concentración en la ciudad de Barcelona bajo el lema Somos Catalanes, Somos Españoles. La iniciativa viene promovida por diversos colectivos que sin perjuicio de sus diferencias han acordado este acto conjunto. El objetivo es poner en evidencia que no todos los catalanes apoyan con sus actos, silencios cómplices o posturas indefinidas el proceso secesionista. Ante el más que previsible éxito de la convocatoria y como no podía ser de otra forma, el régimen.
dominante en Cataluña ya ha comenzado la campaña de descrédito hacia el acto asimilándolo a un evento “franquista, fascista y españolista”. Qué menos. Nada nuevo.
Por supuesto no se descarta que grupos de extrema derecha se sumen al evento al objeto de provocar altercados y llamar la atención; esperemos que los servicios de orden público actúen con rapidez y contundencia para evitar que grupúsculos minoritarios que ya a nadie representan le hagan el trabajo sucio al secesionismo.
Desde Izquierda Hispánica nos sumamos a la convocatoria y allí estaremos.
1 2 3 4 5 6 7 » »