Archivo de la Categoría 'Formación'

¡Feliz 1 de mayo!

Hay hoy dos motivos para escribir sobre dos temas muy brevemente. Hoy es 1 de mayo, día de los trabajadores, y hoy es el día después de que el Atlético de Madrid se ha clasificado, cuarenta años después, para una final de la Copa de Europa en la que jugará contra el Real Madrid. Dos hechos conectados en esta entrada.

Defensa de la Tesis Doctoral de Santiago Armesilla

A continuación podrán ver y escuchar la lista de reproducción de la defensa de mi tesis doctoral “Trabajo, utilidad y verdad: la influencia de las técnicas y tecnologías de investigación operativa en la conformación de los precios comerciales y su impacto en las teorías del valor. Un análisis comparado desde la teoría del cierre categorial“, realizada el pasado miércoles 9 de abril en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid. La tesis fue defendida ante un Tribunal formado por D. Carlos Berzosa Alonso-Martínez, Dª Cristina García Fernández, D. Juan Pablo Mateo Tomé, D. José Andrés Fernández Leost y D. Vicente Caballero de la Torre, y calificada con Sobresaliente Cum Laude por Unanimidad. La tesis, dirigida por Diego Guerrero Jiménez, me ha permitido ser Doctor por la Universidad Complutense de Madrid en el programa de Economía Política y Social en el Marco de la Globalización (RD778) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid. Debajo del vídeo podrán leer el texto base preparado para la defensa de mi tesis doctoral.

Continuar leyendo: ‘Defensa de la Tesis Doctoral de Santiago Armesilla’ »

Doménico Losurdo: Hegel y la catástrofe alemana

Con motivo de la reciente visita de Domenico Losurdo a la UCM, me gustaría recomendar su último libro publicado por Escolar y Mayo.

Parejo a la línea defendida por Michel Foucault en Nacimiento de la biopolítica(Akal, Madrid , 2009), Losurdo sostiene que corrientes tales como el antiestatismo (fobia la Estado, diría Foucault), el culto a la libertad individual y la reivindicación de los particularismo suponen una identificación con el nazismo político. Actualmente podemos ver cómo movimientos poco sospechosos de ser conniventes con el nazismo defienden estos principios, pero… ¿hay algo sospechoso en ellos? ¿Qué pueden compartir los nacionalismos periféricos, los feminismos de la diferencia o la defendesa del indigenismo con el nazismo y la dominación biopolítica? La respuesta a estas preguntas está en este pequeño libro.

Por otra parte, en este libro se aborda la figura filosófica de Hegel y “fiel a su conocida pericia para desmontar entramados ideológicos, por rocosos y bien asentados que se hallen, Domenico Losurdo nos descubre –al hilo siempre de la génesis y el desenlace de la catástrofe alemana– el sinfín de tergiversaciones a que ha sido sometida la filosofía de Hegel, casi siempre esgrimida o repudiada, según fuera el caso, no por lo que decía, mucho menos por sus complejas articulaciones teóricas, cuanto por lo que se le forzaba a decir para ponerla al servicio de los intereses partidarios de cada bando, ya fueran estos los de encontrar una figura que sintetizara todos los males necesariamente asociados al enemigo como los de ganar una autoridad filosófica para la propia causa. El detallado estudio de tales tergiversaciones enseña, contra historias efectuales u horizontes de la comprensión un tanto adánicos, que solo la crítica pone a salvo de que la mediación hermenéutica engulla las pretensiones de validez y objetividad que han de guiar la exégesis e interpretación de textos.”

¿Qué es un trabajador en sentido económico-político?

Ninguna escuela económica se pone de acuerdo en definir qué es realmente un trabajador en sentido puramente económico-político, esto es, en el marco del campo económico. Ni tampoco ninguna escuela filosófica que se precie de afirmarse como tal, en tanto que el pluralismo de la realidad puede llevarnos a creer que trabajador es todo aquel que realiza un trabajo, y trabajo sería toda acción humana de “creación” de relaciones con otros sujetos a través de cosas, independientemente de si se hace por un salario o gratis. Pero las relaciones institucionales que se conforman y desarrollan en el campo económico, en concreto, en las ramas de las relaciones de producción (producción, distribución, intercambio, cambio y consumo), relaciones que se entretejen de manera pluralista en dicho campo económico con otros campos (técnicos, tecnológicos, científicos, políticos, culturales, jurídicos -sobre todo estos, pues la propiedad es una cuestión jurídico-político-económica cuyo estudio es vital para clasificar las clases sociales de una sociedad política en relación también al mismo campo económico-), tienen tal calado en el Mundo actual, pero siempre con una base histórica de desarrollo de siglos y milenios que no puede obviarse así como así, que a algunos les resulta muy difícil determinar dónde está la frontera entre el trabajo económico y el trabajo no económico, y lo que es más perentorio determinar, cuáles son los factores que nos permiten ver que no todos los trabajos ni las clases de “trabajadores” son iguales, hasta el punto que muchos trabajadores “dejan de serlo” no por retiro espiritual, paro, jubilación, marginación social o deceso, sino por mor de dichas relaciones de producción que los permite “trabajar menos” que el resto y “vivir de trabajo ajeno”, como hacen los empresarios. Las claves que podrían permitirnos entender qué es un trabajador y qué es el trabajo en sentido político-económico, desde una perspectiva materialista, serían las siguientes:

Entrevista a Gustavo Bueno (Parte IV y final)

Terminamos aquí la serie de entrevistas inéditas a Gustavo Bueno con su cuarta y última entrega, realizada por José Andrés Fernández Leost para su tésis doctoral “La teoría política de Gustavo Bueno“, dirigida por Juan Maldonado Gago.

Continuar leyendo: ‘Entrevista a Gustavo Bueno (Parte IV y final)’ »